Inciensos

El incienso se ha usado desde hace, por lo menos cinco mil años. Las primeras civilizaciones lo quemaban para disimular el olor del animal sacrificado, pero luego los egipcios lo emplearon para dirigir oraciones hacia sus dioses. Los antiguos judíos lo usaban y existen reseñas en la biblia al respecto, los romanos también así como los arabes. Basta recordar que de los tres preciados regalos que los reyes magos le dieron al recien nacido Jesús dos eran incienso (mirra y olíbano). Los nativos americanos del norte usaban la Salvia, los Mayas resina de Copal y los americanos del norte madera de Palo Santo.

Mostrando todos los resultados 10

Ir arriba